martes, 26 de febrero de 2013

Play-off season for Los Ángeles Lakers

Principios de la temporada 2012-2013, Los Ángeles Lakers de un Kobe Bryant que empieza a entrar en esos años de la carrera de un deportista en donde hay que cuidar el físico, donde empieza a contar más el llamado IQ baloncestístico y la técnica personal, donde aparecen otros jugadores más jóvenes y con mejor físico; se plantan en una temporada clave para la franquicia.

Por un lado, sus dos jugadores principales, el mencionado Bryant y Pau Gasol, no son unos recién llegados, les quedarán 3 o 4 años como mucho de baloncesto de primer nivel y luego el tiempo y la edad harán su trabajo; además ambos jugadores cobran un sueldo altísimo que deja al equipo con poco margen de maniobra respecto al límite salarial.

Además tienen el dilema del joven y díscolo pivot Andrew Bynum, conocido tanto por su calidad como por su mala cabeza y su facilidad para lesionarse (a veces de forma estúpida por cierto).

A pesar de todo, deciden apostar el todo por el todo, y aprovechar los últimos años de Bryant; traspasan a Bynum y a cambio consiguen al mejor defensor de la NBA y gran pivot Dwight Howard; además se hacen en el mercado de Agentes libres con Steve Nash, el genial base canadiense que busca su oportunidad de ganar un título de la NBA.

Su quinteto es apabullante, por lo menos sobre el papel: Steve Nash, Kobe Bryant, Metta World Peace (antes conocido como Ron Artest) Pau Gasol y Dwight Howard.
Entrenados por Mike Brown.

Enseguida empiezan los rumores, se convierten automáticamente en uno de los favoritos a ganar el título, todo el mundo sabe lo que pasó.... y lo que está pasando ahora.

Después del parón del All-Star los LAL van novenos de la conferencia Oeste con récord negativo de victorias derrotas (28-30) y con muchísimos problemas de vestuario, desde el entrenador (actualmente Mike D'Antoni que sustituyó a Mike Brown al principio de la temporada) hasta los jugadores (pique entre Kobe y Howard)

Se ha hablado muchísimo sobre las razones de esta situación, sobre quién tiene la culpa o quién debía asumir la responsabilidad....

Pero en mi opinión Los Ángeles Lakers se centraron este verano en hacer un equipo de videoconsola, un equipo que tuviera los mejores individuales posibles: uno de los mejores bases; uno de los mejores escoltas, sino el mejor; un alero de corte defensivo y con un tiro decente; un ala-pivot top 10 y el mejor pivot.
De lo que no se preocuparon es de cómo iba a funcionar el equipo, de que los jugadores no respetaban al anterior técnico y de que el nuevo técnico tiene un estilo que no funciona con los jugadores; de que Steve Nash necesita el balón para hacer mejores a sus compañeros, de que Kobe Bryant necesita tener el balón para hacer lo que mejor sabe hacer; de que Pau Gasol y Dwight Howard no se complementan bien porque ambos necesitan el espacio del otro en la zona.

Los Ángeles Lakers se preocuparon por tener los mejores jugadores; no el mejor equipo.

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario